top of page

La sonrisa de Alicia

Con el alma de color música, así como se mira un cuadro que inspira verdad, alma pura, fuente de una segura belleza que trasforma el claroscuro en un paisaje de van Gogh, ocre y amarillo, luz reluciente, trazos grandes, pincel grueso, como los latidos de su corazón. La sonrisa de Alicia se contagia, la ilusión convertida en arte y una mirada que mece y acaricia, llena la mente de un recuerdo que es ayer, pero también es hoy.
Aún puedo rememorar esas largas noches en las que nos acurrucábamos, abrazados, juntos, como si fuéramos uno; la sonrisa de Alicia se tornaba amor y mientras los ojos se esforzaban, de forma desesperada, luchando por seguir aún abiertos, apenas unos minutos, unos segundos; a mis oídos, dulcemente, llegaba un te quiero y la sonrisa de Alicia se multiplicaba por dos. Tu sonrisa, mi sonrisa.


Comentários


bottom of page